Mi vida, la serie de TV

Aunque constantemente me queje de lo rutinario de mis actividades, de mi deseo de ser diferente, hay días que tengo que noto más claramente que mi vida me llevó por caminos que nunca hubiera imaginado. ¿Han visto alguna vez Will and Grace?, pues es mi día a día. Bueno para comenzar hay que aclarar que soy completamente adicta a las series gringas, me encanta Glee, Dr. House, Grey’s Anatomy y casi todas las que pasan por Sony.

Después de que mi madrastra se mudó, viví alrededor de tres años con ella (larga y triste historia), con mi mejor amigo que hace mucho tiempo quería salir de su casa, planeamos  compartir departamento. Nos conocíamos años y los dos queríamos tener nuestro espacio propio para hacer o deshacer como queramos y así Diego (nombre hipotético para respetar su identidad) y yo nos mudamos.

Tengo que confesar que es bastante difícil encontrar un hombre que tome el “vivo con un amigo” como algo favorable, siempre hay la conjetura  inicial de -un hombre, una mujer, solos en un departamento…- cuando les aclaras que es gay les sale lo homofóbico en cambio, las típicas preguntas de –¿Y si lleva alguien a la casa? -Yo llevo a amigos igual a dormir-, -no, pero es diferente-. Eventualmente he encontrado personas tolerantes. Novios que hasta quisieron ganar puntos con el mejor amigo.

Han sido años entre difíciles y agradables. Claro que el convivir nos llevó a experiencias de lo más graciosas, algunas vez estuvimos los dos atrás de un mismo chico. Íbamos a fiestas juntos, me despapayaba en las discotecas gays de UIO bailando reggaetón hasta abajo con amigos, después de todo más seguro que en ese ambiente no iba a estar, ninguno de los presentes tenía ninguna mala intención conmigo.

Todo perfecto pero (la trama se complica) mi amiga Laurita que desde hace mucho tiempo quería salir de donde estaba nos preguntó si podía mudarse un par de meses con nosotros hasta que encuentre otro lugar (hay tres cuartos en el depar donde arrendamos). El par de meses se hizo casi un año y medio y se mudó este diciembre otra vez. Ahí solían decir que éramos “Tres son multitud” y yo era la rubia, no exactamente por tonta sino porque mi amiga tenía el cabello negro y por “default” quedaba yo que tenía el cabello castaño claro.

Era un cague la convivencia, al principio, comíamos juntos, salíamos a veces íbamos a bares gays, discotecas aniñadas a veces al aguijón cuando estábamos de ese ánimo. Mi amiga que era mormona terminó por cambiar un poco su perspectiva de la vida. Armábamos farras en conjunto, era muuuy chévere, pero con el tiempo cambio, más bien creo que cambiamos. Bueno, de lo que estoy segura  es que en “Tres son multitud” se divertían más.

A mí me tocó pasar por mi último semestre de la carrera donde casi no tenía tiempo para vivir, Diego consiguió un trabajo excelente y Laurita consiguió novio jeje cada uno tuvo su vida y nos transformamos en los “roomates” serios. Cada uno llegaba a comer y dormir y nuestros encuentros eran para salir un viernes cuando no teníamos planes, tomar par shots en el Chupitos y regresar a casa temprano. No me quejo.  El vivir sola tiene muchos beneficios, siempre es agradable saber que el espacio en donde estas es solo tuyo y puedes darte gustos que normalmente no podrías (andar en ropa interior en casa, poner la música tan algo como quieres).

Mi depar es y ha sido un desfile de personas, sobre todo cuando recibo a extranjeros de AIESEC por pocos días antes de que encuentren casas, los respectivos novios (claro, los que ameritan quedarse en casa y tengan ya el valor, los méritos y el título), los amigos chuchaquis después de las farras. Las amigas desconsoladas que tras un abandono llegan a casa porque no querían dormir esa noche en la suya. Los desayunos generales, las escenas trágicas con los ex…

Las experiencias con el tiempo han ido bajando de dosis, nos vemos poco con Diego, aún bajo el mismo techo cada uno creó su itinerario. Fue extraño acostumbrarse a no tener a Laurita, pero hay días sui generis que todavía siento mi vida como una serie de tv. Cuando salgo del trabajo, vengo a casa y el nuevo novio de mi amigo, un exitoso asesor de modas que vive en Nueva York nos invita a salir a comer sushi y probar toda clase de cocteles, full glamour, ni para pedir más.

No cambiaría los años que vivo sola por nada… me ha pasado de todo. Broncas maritales (con Diego) quedarnos sin teléfono por dos meses consecutivos, casi quedarnos sin luz, sufrir por no tener internet (todavía no podemos pagarlo :-P) no tiene precio, así a lo propaganda de Master Card… Es así como mi vida tomó forma de una serie de tv, no una novela mexicana o venezolana, una serie gringa, de esas buenas y divertidas que todavía existen. Claro la convivencia sigue siendo trabajo duro, pero ¿qué no lo es después de todo?

10 pensamientos en “Mi vida, la serie de TV

  1. 1. house house house. Encontré un lugar donde me dieron dos temporadas por 15 dólares, con la impresión de la portada en el disco…(lo que nos hace sentir, de alguna forma, menos piratas que el resto de gente).

    2. Laurita también es ficticio??? o no nos importa su intimidad pública, jaja!?

    3. Tu casa, almohada, cama y cocina se han convertido en un lugar donde escapar. De cuando en cuando hace bien ir a visitar a los demás de tu hogar. Me debes un ron por cierto, más que eso..una clase de ron, o un regalo de esos que son difíciles de conseguir…

    me encantó el post. Aunque te conocí con tu madrastra, nunca se olvidarán las viejas pelis y momentos vividos allí… de mañana, de terraza, de tarde, de televisión, de noche, de cocina, de madrugada, de sala, de cumpleaños, y de mañana otra vez…

    Ya viene Joaquín……………

    • Aunque menos piratas seguimos siendolo jeje aunque sea unos con pata de palo a lo Sabina. Sabes que en mi casa has ganado es espacio tal que accedes como dueño casi, derecho asumido con los años de gran amistad. Y sí, inolvidable las tardes de 50 primeras citas, Memento. La club verde, de ley! y la música compartida.
      I`ll never forget sunshine reggae. Switch.

  2. Cuando sea grande quiero salir de casa como tú… en realidad teníamos el plan perfecto hasta que mi mejor amigo tuvo un pequeño “accidente” y terminó embarazando a su novia, la cual si bien es The One y ahora esposa y madre de su bebé interrumpió nuestro super plan de ser Chandler y Joey, ambos teníamos mucho de ambos y por qué no decirlo de Ross también, al igual que tu fans de series gringas, algun rato pensamos que a lo mejor podríamos tener ciertas escenas a lo Charlie y Alan Harper, pero bueno ya no fue… Sin embargo solo espero acabar la maestría, buscarme una beca y salir a comerme el mundo y veamos en qué podría convertirse mi vida que si bien dista de telenovela o de serie gringa, cada vez se parece más a un libro de esos que no se sabe en qué mismo terminarán y eso me agrada…

    Alhaja post, siempre un gustazo leerte, buena semana

    Ay cierto se me escapó una frase de peli la otra vez y curiosamente hoy en el almuerzo la usé, es de Rocky 3 creo “Levántate hijo de perra porque Micky te ama” aplicable pa levantar a los panas, los rockys aún cuando los consiga ya en Inglés los vi desde chamo en español y los amo * nota innecesaria

    • Jeje gracias por tu aporte de la frase de pelicula, mi post sigue aumentando con tus sugerencias. Y me dejas con una duda si con tu amigo planeaban tener escenas a lo Charlie y Alan Harper, quien era quien?😉
      Un gusto seguir leyendo los capítulo de ese libro de tu vida que no sabes como se va a acabar todavía.

      Un abrazo

      • qué te parece si ese tema y unos tantos otros te los cuento con un café aprovechando que las tardes quitenses se prestan full para una bebida caliente y una buena tertulia…

        un abrazo

  3. Me encantó esta entrada… Nada más acertado!

    El ambiente de ese departamento es inigualable. Añoro diariamente, desde el sur del país, llegar a “la capital” y botarme en esa cama, ver una película y divagar, y conversar, y divagar. No es inigualable por el depar, sino por esa extraña libertad y confianza que uno adopta cuando pone un pie adentro.

    Una serie americana, sin más ni más!

    Espero un post sobre mi ciudad😉

    Estoy pendiente siempre de este blog! Felicitaciones Mona ;D

    • Shuco, excelente sugerencia. Cuenca se merece más de un post y ya sabes donde es tu casa cuando estas en “la capital” jeje. Siempre serás bienvenido, además que creo que duermes más cómodo que yo siempre, a excepción de las bromas amables que recibes del roomate. Falta mucho divagar y muchas conversaciones, tambien otras noches acompañadas de Zhumir sandía. Un abrazo ñaño.

  4. Pingback: Palabras sabias de sitcoms « Mis siete vidas

  5. Pingback: Mon chat-mari « Lentes rojos y viceversos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s