Diccionarios centrífugos

Arrancando amaneceres de las paredes,

las palabras huían con su simple mirada

la mente gritando más que el corazón…

otra velada recogiendo almas de las vías.

La pásion era el único pecado,

el eco de nuestra banda sonora

y un final que requería de un punto.

Todos fueron necesarios,

cada uno de los personajes

pero no atenuaban este reflejo maldito,

el tacto que recordaba olores…

el tiempo tan irremediablemente interpretado por nuestras manos.

Ironías crueles abatidas por la racionalidad,

la voz era la única arma

recurrir a los testimonios,

albergar poesías,

descrifrar laberintos,

era un viaje individual sin duda.

Pero destrozar a pedazos los versos,

dejaría girones de piel inmaculada,

tu tono de voz cantándome

mil temores inapropiados.

El espacio vacio en el alma y en mi cama

lágrimas inciertas que cubren la luna,

volvería el DJ del universo a tocar,

sin villanos o asesinos…

Haríamos nuestra película muda,

nuestra fantasía abandonada.

-Se volvió un tópico extremadamente personal-

ojeras moradas y calles frías,

viajes que dejaron sabores únicos

y este lapiz recreando un destino.

5 pensamientos en “Diccionarios centrífugos

  1. Muito bom. !

    “viajes que dejaron sabores únicos
    y este lapiz recreando un destino”

    Parabéns

    Um abraço brasileiro

    Evandro Gomes

  2. Muy buena la imagen ! Por lo visto tienes esos vicios culturales que muy pocos explotan

  3. El lenguaje universal de la piel,
    la poesía sin palabras,
    el reflejo,
    el cuerpo dormido…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s