Aquellas pequeñas cosas

Uno se cree
que las mató
el tiempo y la ausencia.
Pero su tren
vendió boleto
de ida y vuelta.

que el viento arrastra allá o aquí,
que te sonríen tristes y
nos hacen que
lloremos cuando
nadie nos ve.

Son aquellas pequeñas cosas,
que nos dejó un tiempo de rosas
en un rincón,
en un papel
o en un cajón.

Como un ladrón
te acechan detrás
de la puerta.
Te tienen tan
a su merced
como hojas muertas

Hay momentos, imágenes, aromas, sabores que te llevan a una invasión abrumadora de sentimientos. Hoy cinco años después de su muerte sucedió esto. Unas fotos antiguas me trajeron el rostro de mi padre, con su rostro miles de recuerdos vinieron y no encuentro mejor canción para describirla que esta de Joan Manuel Serrat y cantada también por “La Negra” Sosa.

Porque el tiempo nos va dejando justamente eso, las pequeñas cosas que valen más que mil fotografías y videos. Entre otras los amores pastusos de mi papá. El valor, fuerza y energia para al desayunarse que desde mis trece años, que falleció mi mami, tenía que criar a una adolescente nada fácil pero tampoco muy complicada. Él fue feliz, fue muy feliz durante sus 66 años. Por eso no quedó sabor a amargura sino un gran te extraño y aunque te faltó mucho por vivir, espero y sé que estas bien donde estás ahora.

2 pensamientos en “Aquellas pequeñas cosas

  1. Qué lindo homenaje a tu pa. Me salió una lagrimita aderezando la lectura con la canción tan oportuna que compartes.
    Un abrazo grande.

  2. Si vez para esto me haces entrar a tu blog, para hacerme sentir triste abuuuuuu

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s