Tetris del destino

Porque las paredes siempre tenían oídos

El silencio no era suficiente

Me escuchabas como un político más,

Sólo para sacar provecho de lo que necesito

Las aplicaciones del ejercicio de vivir…

Se empezaban a estructurar.

Definitivamente yo era ahora diferente,

Tratando de organizar el descontrol que caía como un tetris

Sólo quería una persona a quien preguntarle

Las características técnicas de la vida.

Alusiones a un infinito inexistente

Quería imaginarme escenarios…

-hoy no solo en mis sueños-

Que cortas eran ahora las visitas de la inspiración,

Era su mirada lo que extrañaba…

Su esencia en mí,

Su sudor en mi cuerpo.

Tenía que volver a sentir la magia,

Antes de que la consuman los escombros,

Sincronizaría las armonías

Mientras comía un tiramisú de limón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s