Insonmio asesino

“Se acusa a las mujeres de tomarse

Las cosas personalmente;

No puedo imaginarme otro modo

Más honesto de tomarse las cosas.”

Marya Mannes

Otro amanecer solitario, otra noche estrellada. Irremediablemente atrapada en la rutina a veces no queda más que reflexionar. “Todo pasa por algo”, “siempre hay esperanza” frases trilladas que retumban irónicas en los oídos. Esta vez perdía la fuerza; la tristeza, la rutina eran monstruos que se alimentaban de mi valor. Algo de lo que podía estar orgullosa. Nunca me faltó la fortaleza, pero la vida me desviaba por laberintos antisépticos.

Costumbres y ritos malditos, todos productos de la complicidad. Al parecer la fuerza no venía de una fuente inagotable. Más noches incompletas, más mensajes de botellas, más océanos de distancias. No encontraba motivos, al menos no por hoy. El tiempo consumía los minutos amenazantes, los días, las horas, ¿cuál era la diferencia ahora?

¿Tenemos que seguir creyendo en sermones? O en las imágenes que nos miran ajenas desde los retratos… Nacemos sol@s y desnud@s, y así morimos. Sin verdades absolutas no había génesis en los cuales creer. Todavía decidiendo si acelerar o frenar y perderme en el barranco. The game is on!

Un pensamiento en “Insonmio asesino

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s