Días extraños

Sigue recto, hay un desvío.
Tómalo hasta el final.

Si hemos hecho algo mal, amor,
verás una señal.

Pero no iba a llegar
y avanzamos igual,
como atraídos por el Sol
hacia su mismo centro.

Hay días en que valdría más
no salir de la cama.
En sólo un minuto vi mi vida cambiar.

Que sólo era un juego, te escuché
y volvimos a casa.
Y todo el camino aquella extraña canción.
Pa ra bam bam bam

Nos fuimos mar adentro
hasta donde nadie alcanzaba a ver.
Con el agua al cuello
me volví, te miré
y tu dijiste:
“Te podría matar y no se iba a enterar nadie.
Cuando me pregunten yo diré
que no llegaste nunca.”

Hay días en que valdría más
no salir de la cama.
En sólo un minuto vi mi vida cambiar.

Que sólo era un juego, te escuché
y volvimos a casa.
Y todo el camino aquella extraña canción.
Pa ra bam bam bam

“Te podría matar y no se iba a enterar nadie.
Cuando me pregunten yo diré
que no llegaste nunca.”

Hay días en que valdría más
no salir de la cama.
En sólo un minuto vi mi vida cambiar.

Si sólo era un juego, pregunté,
¿dónde está la gracia?
Y todo el camino aquella extraña canción.

Para bam bam bam.

Y no, nadie dijo nada.
No, nadie dijo nada.
Nadie dijo nada,
nada mas.

Hay días en que valdría más
no salir de casa.

Si sólo era un juego, pregunté,
¿dónde esta la gracia?

Hay días en que valdría más
no salir de casa.

Si sólo era un juego, pregunté,
¿dónde esta la gracia?

3 pensamientos en “Días extraños

  1. Primera vez en la vida que un poema, ¿es un poema? y de un blog me parece tan áspero (bacano) en caleño.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s