Don’t put it on ice

Tengo muy rara vez la costumbre de hacer posts explícitamente personales, pero hay días, semanas y melodías que lo ameritan. Interesante semana, llena de palabras, suspiros, consejos, memorias. Pero sobre todo de palabras y hay ocasiones en que estas adquieren la calidad de un arma. Me confieso culpable de usarlas en mi contra.

Miles de reflexiones se agolpan en mi cabeza, reorganizar prioridades, olvidar promesas, borrar lugares… En ocasiones la propuesta de la modernidad de volar por sobre los sentimientos parece ser algo tentador, interesante, pero sobre todo completamente racional. Y yo confieso que no soy una persona racional.

¿Para que perder tanto tiempo sumando y restando realidades? cuando finalmente todos estamos acá en el mundo para vivir, soñar y para representar una obra de teatro maravillosa de la cual tú escoges los actores, los lugares y los escenarios. El problema es que a veces les damos papeles a personas que no calzaban con el guión. Lo más grave es el darse cuenta en el cuarto acto, cuando hay que volver a empezar de nuevo todo el montaje.

Pero siempre permanece el beneficio de que podemos volver a comenzar, saber que en tus manos está el esfero y el papel y que la historia puede ser reescrita, cambiar el género de comedia a drama o hasta en ciertos casos hacer un musical, aumentar o disminuir personajes. No tengo idea que sigue, pero tengo ya en mis manos un esfero y las líneas listas para ser completadas.

7 pensamientos en “Don’t put it on ice

  1. melomaníacamente hablando, la mancita con la que canta robert smith es una de mis noventeras favoritas!

    cuánticamente hablando, hay formas de reescribir la historia pero implican viajar en el tiempo, y como todos sabemos, eso es casi imposible

    personalmente hablando, darme con la piedra en los dientes es un deporte que practico cada vez menos, aunque de vez en cuando sea divertido, y la piedra tenga sabor a beso ^_^

  2. Yo intentaré reescribir mi historia. Desde cero. Pero no sé si es el escape una opción válida. El miedo puede hacer que escribamos cosas diferentes a las que planeamos y sinceramente ya me cansé de eso.
    Este post me ha sacado la madre Andre.
    Un abrazo!
    Ormy

  3. Me mato eso de “El problema es que a veces les damos papeles a personas que no calzaban con el guión. Lo más grave es el darse cuenta en el cuarto acto, cuando hay que volver a empezar de nuevo todo el montaje.” ….

    Darse cuenta que no calzan, que no son suficiente para cumplir con nuestras expectativas en vez de llenarnos de sentimientos tristes debería alegrarnos… llegar a ese punto es lo dificil.

  4. Hola Andre, primera vez que comento tu espacio. Como dice la Xime esa parte de tu texto es maldita. Y tienes razón, a veces simplemente dices “he’s the one” pero luego de un tiempo ves que no es así entre nostalgia, tristeza y esperanzas. Estoy más que segura que lo vas a superar, hasta que llegue el elegido, el que le calce bien el papel, date el gusto de disfrutar de tu soledad y de dedicarte a ti. Leí que necesitas cumplir tus objetivos, así que estás en el mejor momento para hacerlo. Por ahí también leí que “a veces se gana, a veces se pierde… arderse es opcional”, tú todavía tienes mucho por ganar, ánimos!!!

  5. Yo creo que hay que poner todo lo que dijiste con mucho ron y mucho hielo… solo asi pasa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s