Chimenea y lluvia

Cuando una contradicción es imposible de resolver salvo por una mentira, entonces sabemos que se trata de una puerta. Simone Weil

Tras algo de tiempo que las palabras parecían haberme abandonado, la lluvia y esta tarde de oficina solitaria con la chimenea las trajo, junto a esencias de rencores y de deseo. Hay momentos de mi vida que han sido puntos de quiebre, muchos de estos han sido gracias a la música y es algo que disfruto. De esos eventos que ante tus ojos te transforman, te subrayan, te cambian. Hay que tener más de 25 años quizás para descubrir que no todos importan, que cada uno tiene una historia diferente, que si bien hay hitos en la historia universal, hay hitos en las historias personales.

Necesitaba volver a sentir mi cuerpo, volver a experimentar el tacto y volver a probar el sabor de las lágrimas y el sudor para entender. Es el sentir en un día cualquiera un “wake up call”, una sombra que surja desde los arboles y te trague. Y finalmente llegar a la conclusión de que la esencia esta en el alma, por más fría que se vuelva. La esencia está en la maldad, en el deseo, en las nostalgias asesinas.

El poder individual radica en desenmascarar las estructuras. Muchas veces somos meramente entes que circulan por el mundo enunciando un discurso de cambio, cuando las propias estructuras internas se mantienen en pilares podridos, en maderas negras.

No es necesario amar, quizás a uno mismo, reconocer nuestra propia voz en silencio. Por una vez volver a pisar la misma mierda de aquel camino que recorriste, pero recordar que no quieres limpiar nuevamente tus zapatos y evitarlo en otra ocasión. Ahora sé que maldecir al destino de vez en cuando, es un ejercicio sano. El recurrir a máscaras inútiles y a mentiras que consuelan, pero siendo consciente que el quitarme la venda, va a incluir arrancarme un poco de los ojos.

Y acostarme esta noche, soñar, recorrer polares infinitos en mi propia cama, luego despertar y seguir caminando, a expensas de que sea otra mierda la que tenga que pisar en esta ocasión. Es lo que hay… siempre nos queda la opción, tomarlo o dejarlo.

Un pensamiento en “Chimenea y lluvia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s