Vacios

Surgieron entre silencios y el espacio eterno, como un grupo de seres pensantes y egoístas. Fue así que las ¨Distancias¨, en un parpadeo, despertaron en el mundo. Ajenas a su origen y abstractas, se miraron tratando de descifrar para que existían. Pero al no saber de dónde venían, no podían adivinar un pasado. Era la propia condición de su existencia.

Se popularizaron entre la humanidad, se adueñaron de las mentes, corazones y almas. Ciertas jóvenes ¨Distancias¨, inocentes e infantiles, se dieron cuenta del poder que poseían. Se pervirtieron. Y en una ruleta rusa empezaron a escoger a sus víctimas, los primitivos seres humanos. Una que otra ¨Distancia¨ se retuvo, las otras se esparcieron como un virus. Se adueñaron de las relaciones, de las redes sociales, de las manos, de los labios.

La nada fue un hogar agradable y cálido donde se resguardaron. Si a alguien ya no le apasionaba su trabajo, en ese vacío que dejaba el sentimiento, se refugiaba una ¨Distancia¨. Si entre dos personas que se amaban, la nada empezaba a apoderarse de los momentos, una ¨Distancia¨ escogería aquel lugar para quedarse.

Y las ¨Distancias¨ nos fueron definiendo, muchos movimientos sociales aún luchan por el que creamos en la vehemencia, en la vida. Pero las ¨Distancias¨ van marcando etapas, períodos históricos. Crueles e imperecederas han hecho que el mundo se vuelva una gran ruta de individuos solos y solas. Han adquirido incluso la capacidad de convertirse en filosofías. Muchas ¨Distancias¨ son autoras de canciones, de poemas, de asesinatos. Pasaron de ser seres vivos a comunidades, a escenarios.

Y muchos de nosotros no hacemos más que seguirlas alimentando, dejando que las Distancias reinen nuestro universo, nuestras mentes. Se convirtieron en la salida fácil, en la primera opción de la lista. En el escape a otras distancias. Y lamentablemente seguirán vivas y contaminando como virus a un siglo que se distancia cada vez más de nosotros.

3 pensamientos en “Vacios

  1. Lo peor no es que existan distancias, ni que aquellas sigan siendo mas profundas y largas, sino en que cuando uno quiere acortarlas, siempre hay alguien q se empeña en no querer….

    lindo vea

  2. Las distancias como espacios necesarios para las cercanías, aunque estás últimas no siginifiquen necesariamente intimidad. A mi me han servido para escucharme un poco, para disfrutar los espacios y el silencio, para atesorar lo que valió la pena y dejar ir lo que me lastimó. Creo que las distancias son necesarias, algo así como cuando miras las estrellas, de lejos brillan mejor. Un abrazo

  3. Hay distancias que enriquecen, que dejan lugar para ser uno mismo, crecer, ser libre, extrañar. El espacio es necesario, más no el vacio. No sabes cuánto me costó entender esto y mantener el ejercicio de incorporarlo a mis enseñanzas autoaprendidas, a la fuerza, con lágrimas y pérdidas.

    —-
    Interesante manera de personalizar a la distancia y darle su caracter propio. Un texto rítmico y melodioso que se distruta leer en voz alta (lo acabo de hacer, de hecho).

    Un abrazo fuerte. Por aquí estoy…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s